Saltar la navegación

Pasamos a la acción

En la redacción

Tenemos identificados a los protagonistas de nuestra primera historia. Nos vamos a dirigir al lugar de los hechos, ataviados con nuestras herramientas de vídeo y audio. Vamos a entrevistar a cada uno de los implicados. Necesitamos grandes dosis de empatía que vamos a conseguir si superamos el siguiente reto...

Reto

Os proponemos la realización de un role playing. En grupos de 3 o 4 alumnos representamos y grabamos diferentes situaciones de ciberacoso. Podemos cambiar el nombre de los personajes en función de las necesidades del grupo. Incluso se podremos modificar, añadir o suprimir fragmentos de diálogo.  Tenemos tres posibles situaciones a representar. Ciber-reportera nos aconseja que elijamos y personalicemos aquella que más se ajuste a nuestras necesidades e intereses.

Los papeles a repartir son:

Acosador          Acosado         Espectadores      

Elegidos los papeles que vamos a representar, nos tendremos que aprender los diálogos. Cuando estemos preparados pasaremos a la acción con la grabación en vídeo de la situación que nos haya sido asignada. Deberá ser un vídeo que no exceda de cinco minutos de duración que puede ser grabado por un alumno que realice las funciones de reportero. Podremos utilizar desde un móvil a una cámara de vídeo. Ello dependerá de los recursos con los que cuente nuestro centro escolar.

 

Finalizada la tarea, el archivo multimedia deberá ser subido a la carpeta compartida del Drive y lo renombraremos siguiendo el ejemplo: "Situación_1_equipo_1". Para estas labores tecnológicas contaremos con la ayuda y consejos del profesorado.

Disponemos de la rúbrica de sta tárea De esta manera consiguiremos un producto de calidad.

¡YA SOMOS CIBER-REPORTEROS!

Es una técnica a través de la cual se simula una situación que se presenta en la vida real.

Suele ser un sujeto que no tiene una escala de valores conforme a un código moralmente aceptable y en el que se instalan sin demasiada dificultad constantes como el abuso, el dominio, el egoísmo, la exclusión, el maltrato físico, la insolidaridad o la doblez. También encontramos a agresores con una doble conducta: se comportan de forma políticamente correcta en situaciones sociales donde pueden ser identificados, y tras el anonimato virtual son capaces de actuar con cinismo e insinceridad. Los entornos virtuales facilitan esos mecanismos de doble conducta.

Las personas que son víctimas de acoso en la escuela, suelen serlo también online, manteniendo el rol, e incluso, agravándolo. Así mismo, el ciberbullying puede ocurrir de forma separada del bullying. No tener amigos, una escasa red social, dificultades para relacionarse con los demás, una baja autoestima, no ser capaz de defender los propios derechos y tener otros problemas asociados, han sido factores relacionados con la victimización por ciberbullying.

Hay diversidad de perfiles entre quienes miran y conocen lo que sucede dentro del grupo que termina legitimando lo que sucede. Desde los indiferentes, los no implicados, los que ríen la gracia a quienes agreden y hasta quienes salen en defensa de la víctima. Por acción o por omisión la actitud de estos sujetos, mayoría dentro del grupo, puede hacer que el agresor pueda obtener la legitimación del grupo usando su silencio o hacer que pierda estatus grupal si le piden que pare y se ponen del lado de la víctima. La complejidad y los diferentes grados de proximidad que existen en las redes sociales (amigos de amigos), pueden hacer de los espectadores un elemento de presión muy importantes si deciden reaccionar colectivamente contra el ciberbullying.

Actividad de análisis

Tenemos los vídeos en la redacción listos para ser visionados y analizados. Hemos de adquirir las destrezas necesarias para identificar qué es lo que pasa en cada una de las situaciones grabadas, identificando los roles y analizando su comportamiento.

Debemos completar la actividad propuesta en el documento online.

Actividad de debate

Finalizadas las tareas de análisis de los documentos audiovisuales realizamos con el grupo clase una puesta en común sobre los análisis de cada una de las situaciones: identificación de roles y comportamientos. De un modo creativo debemos quedar reflejadas las conclusiones finales.

Ciber-reportera nos pide que prestemos atención a las características comunes y específicas de cada una de las situaciones y nos invita a hacerlo siguiendo la dinámica denominada "El mantel de papel". Hemos de seguir los siguientes pasos:

Cada uno va a escribir delante de sí en el mantel de papel lo que piensa sobre las preguntas de la situación que haya analizado.

Pasado un tiempo considerable, deberéis dar vueltas alrededor de la mesa e iréis leyendo en silencio lo que los compañeros de la redacción han escrito. Así mismo, si queréis comentar o añadir alguna cosa más, escribiendo en el mismo sitio que lo hicieron vuestros compañeros, podéis hacerlo. De esta forma, con todas las nuevas aportaciones, el mantel de papel se irá llenando por completo.

Terminado el paso anterior, sentados alrededor del mantel, cada uno leeremos en voz alta lo que tengamos escrito delante, siguiendo el orden en el que se han ido haciendo las aportaciones extras.

Una vez que todos hayamos leído, pasaremos a la parte de la valoración de cada una de las situaciones, debiendo reflexionar entre todos sobre las preguntas indicadas, dando lugar a un interesante debate. Su grabación nos ayudará a evaluarlo de una manera óptima y las debilidades que encontremos serán de gran ayuda para futuras actividades de este tipo. Utilizamos la rúbrica para ayudarnos en esta misión.

Ciber-reportera nos da unos sabios consejos para que nuestro debate tenga un mejor aprovechamiento:

Introducción           Zona de debate       Conclusión

A Ciber-reportera le gustaría que las conclusiones finales quedaran plasmadas en este muro colaborativo o en una cartulina.

Se hará la lectura de cada una de las situaciones que han sido representadas con el visionado de los respectivos vídeos. El alumno representante presentará a su equipo y a sí mismo. Enumera los argumentos más importantes de cada una de las preguntas analizadas.

Se desarrollan los argumentos propios y sobre el discurso de los otros equipos. Los argumentos se reparten entre los miembros del equipo.

Debe recoger todo lo que ha pasado anteriormente. No se deben introducir nuevos argumentos o evidencias. Hay que remarcar aquellos argumentos en lo que cada equipo ha tenido más fuerza.

Ahora evaluamos nuestro progreso como equipo y también el de otros compañeros, con esta rúbrica. Por cada fila de la tabla, indicamos el nivel en el que estamos.

Reflexión

Es el momento de hacer una parada y reflexionar sobre todo lo aprendido. Tendremos que:

  • De forma individual, reflexionar en el blog del proyecto sobre las siguientes preguntas (no olvidamos etiquetar nuestra entrada con nombre y apellidos):
    • ¿Qué he aprendido?
    • ¿Cómo lo he aprendido?
    • ¿Qué ha sido más fácil?, ¿y difícil?, ¿y novedoso?
    • ¿Para qué me ha servido lo aprendido?
    • ¿En qué otras situaciones puedo aplicar lo aprendido?
    • Además de contestar a las preguntas anteriores, anotamos también las dudas que tengamos.
  • Si preferimos, otra alternativa diferente a la anterior, podemos hacerlo  (compartir con el profesorado)  con un documento online.