Saltar la navegación

Un mar de dudas

Sancho sigue de cháchara...

Una difícil decisión

En castellano se produce confusión entre algunas consonantes: la b y la v se pronuncian de la misma manera, igual que ocurre con la ll y la y (para una gran cantidad de hablantes de español) o con la j y la g delante de las vocales e e i, o con z y c... 

¿Por qué pasa esto? El problema está en que en nuestra lengua no hay una total correspondencia entre el número de sonidos y letras. Hay sonidos que se representan con distintas letras, letras a las que les corresponden distintos sonidos..., por no hablar de que hay letras que ni siquiera tienen sonido, como la h

De modo que esta es la causa de la mayor parte de nuestras faltas de ortografía, y de las que Sancho comete en el wasap que le manda a su querido amigo. Pero no podemos quejarnos, porque en otras lenguas el desajuste es muuuucho mayor.

¡Vamos, brigadas! Un nuevo reto nos espera. Pongamos un poco de orden en toda esta confusión.

Aprendemos

Trabajo en equipoEmpezamos trabajando en equipo:

Practicamos

Trabajo en equipoY ahora, jugamos con "El trivial de las consonantes":

Creamos

Trabajo en equipoUn espacio para la creación.

Con todo lo que hemos aprendido y practicado sobre las reglas ortográficas de las consonantes, entre todas las brigadas ortográficas crearemos un juego de mesa de acuerdo con estas instrucciones:

1. Repartimos los diferentes aspectos ortográficos entre los diferentes grupos:

  • Uso de la b y la v.
  • Reglas de la g y la j.
  • Uso de la ll y la y.
  • C, z, qu y k.
  • R o rr.

2. Cada una de las brigadas elabora un total de 10 fichas, en forma de carta, sobre el aspecto ortográfico elegido; de manera que habrá 10 cartas en cada categoría. En cada una de las cartas debe aparecer una actividad de verdadero o falso, selección múltiple, etc. Podemos optar por fabricarlas de modo manual, para lo que contamos con la plantilla Plantilla "Un mar de dudas: el juego de las consonantes". Y si preferimos hacerlo digitalmente, utilizamos la herramienta MTG Cardsmith.  Recordad que solo debemos utilizar imágenes con licencia CC.

Aquí tenemos un ejemplo del resultado final: 

Juego de mesa ortográfico

3. Una vez que hayamos diseñado todas las cartas, las recortamos (e incluso las plastificamos para que no se estropeen) y redactamos las instrucciones del juego. ¡La imaginación al poder! Seguro que habéis jugado mil veces a las cartas desde pequeños, de modo que no os resultará difícil inventar una dinámica de juego. Y también podemos usar un tablero, dados y fichas para darle más emoción al juego. En ese caso, tendremos que decidir cómo se avanza en el tablero, crear casillas que puntúen más, que nos impidan seguir avanzando o que nos hagan perder los puntos conseguidos...

Contamos con estos modelos de tablero disponibles en PDF, en formato A3:

Aunque en Hubpages encontraremos muchos más.

Para redactar las instrucciones, usaremos la plantilla Plantilla "Un mar de dudas: reglas de juego".

Evaluamos

Cuando hayamos creado las cartas y redactado las instrucciones del juego, compartiremos los dos trabajos con nuestro profe, que los evaluará de acuerdo con la  Rúbrica "Rúbrica de evaluación de un juego ortográfico".

Finalmente, archivamos los documentos creados en nuestro Portafolio de grupo digital o analógico y anotamos los puntos obtenidos en nuestra Cartilla del brigadista.

En lenguaje coloquial, conversación animada sobre temas sin importancia.