Saltar la navegación

La conquista de Thalassa

Hélade, cuna de dioses, héroes y... juegos.

 

Los juegos panhelénicos reunían a los griegos de todos los rincones del mundo conocido, desde Iberia hasta Asia.

Olimpia tenía sus Juegos Olímpicos en honor al gran Zeus, Delfos tenía sus Juegos Píticos en honor al dios Apolo, Nemea tenía sus Juegos Nemeos en honor a Zeus y, finalmente, Corinto celebraba los Juegos Ístmicos en honor a Poseidón.

Pero cuenta la leyenda que también existieron unos juegos dedicados a la diosa del mar, la diosa Thalassa.

En la isla de Cos se daban cita, cada 10 años, los mejores marinos de toda la Hélade para completar una proeza digna de los dioses del Olimpo, conseguir los 12 amuletos de Thalassa escondidos por todo el mundo helénico.

Ha llegado la hora de revivir esa aventura...