Saltar la navegación

El destino de Roma

  

¿Os gusta el cine? Pues, poneos cómodos y no pestañéis. ¡Acción!

 

¿Sabéis de quién estamos hablando?

De momento lo dejaremos en el anonimato, pero os contaremos algunas "cosillas" como introducción a vuestra aventura.

Este personaje desempeñó su cargo durante 40 años, 7 meses y 3 días exactamente. Con él se llegó a un tiempo de paz y prosperidad que nunca se volvería a repetir. Sin embargo, esa grandeza no tendría su reflejo en el plano físico. Su salud fue tremendamente frágil.

Se cuenta que padeció de tifus, tiña, artritis, colitis, resfriados, bronquitis, cálculos biliares y sentía auténtico pánico a los truenos y tormentas.

El más grave suceso tuvo lugar cuando se encontraba por tierras de la ahora España. Todos pensaron que había llegado el final de su vida.

¿Todos? No, todos no.

Un joven médico griego, ahora convertido a esclavo, logró salvarlo a base de baños de agua fría y una dieta de lechuga.

Después de esto... ¿Sigues pensando que la lechuga es solo comida para grillos?