Saltar la navegación

Gades

Hispania, la despensa de Roma.

La riqueza de Hispania en recursos naturales y minerales no pasó desapercibida para Roma.

Estos motivos favorecieron la explotación y el comercio de numerosos productos "hispanos" que llegaron a ser muy valorados en todo el imperio:

  • La creación de una densa red de calzadas.
  • La fundación de nuevas ciudades y puertos.
  • El uso de una moneda común.
  • Las nuevas técnicas aplicadas a la agricultura y minería.

La mayoría de esos productos fueron agrícolas como el vino, cereal y aceite, pero también se mandaban a Roma los famosos caballos lusitanos, que eran muy apreciados en las carreras de carros del circo romano, el pescado en salazón y la sal de la costa bética, el oro de las minas de Las Médulas (León), el mercurio de Almadén (Ciudad Real), la plata de Cartagena y el cobre de Riotinto (Huelva). 

Entre todos ellos vamos a fijarnos en tres con una historia muy curiosa

Aceite de oliva

En cuanto al aceite de oliva, su uso no es exclusivo de la moderna cocina. Los romanos ya lo usaban para casi todo: en la cocina, en los cosméticos, como medicamento y también para esto...

¿Sabes qué es? ¿Sabes cómo funcionaba?

Lucerna romana

Se llaman lucernas. Son unos recipientes, generalmente de terracota, donde se echaba aceite y se colocaba una mecha que se prendía para servir de iluminación en las antiguas casas romanas.

Otra curiosidad es que este aceite viajaba desde Hispania a Roma en ánforas que no volvían a ser reutilizadas...

¿Dónde acabaron esos 26 millones de ánforas?

Existen montes y colinas que son naturales, pero este no es el caso del monte Testaccio en Roma.

Este es un monte artificial de unos 35 m de altitud formado con los fragmentos de ánforas desechadas entre los siglos I-III d. C. Para que te hagas una idea de sus dimensiones, observa la siguiente imagen de principios del siglo XX.

Monte Testaccio
Tyler Bell. Monte Testaccio (CC BY)

Parece un enorme basurero pero no lo es ya que fueron cuidadosamente colocadas. Curioso, ¿verdad?

Garum

¿Os gustan las salsas? ¿Os decimos cómo se hacía el garum? Quizás después no os parezca tan apetecible como a los antiguos romanos.

Salsa

milivanily. Salsa. (CC0)

En ciudades de la costa gaditana como Baelo Claudia se han encontrado almacenes dedicados al salazón de pescados como el atún o la caballa, y a la elaboración de unas de las más demandadas salsas del mundo romano: el garum.

Esta salsa se obtenía con las vísceras y partes desechadas de los atunes, la carne de otros pequeños peces, hierbas aromáticas, agua y sal. Se dejaba fermentar en piletas al sol durante un par de meses removiendo de vez en cuando y, finalmente, se mejoraba su sabor con vino o vinagre. Era un producto muy demandado y caro, por ello su consumo solo estaba al alcance de las clases más ricas.

Para la próxima hamburguesa... ¿Kétchup o garum?

Producto sorpresa

En cuanto al tercero, si queréis saber de qué estamos hablando, deberéis solucionar el enigma de esta sección.

Incógnita
TeroVesalainen. Incógnita (CC0)

Os parecerá increíble, pero es que la Historia está llena de estas curiosidades y anécdotas. Seguro que queréis descubrir otras.

Roma Viva

La actividad agrícola y ganadera del Imperio romano se organizaba en torno a las llamadas villas. En Palencia, se encontraron los restos de un magnífico ejemplo: la villa de La Olmeda.

¡Adelante!, la puerta está abierta.

Villa de La Olmeda

Uno de los aspectos más destacados de esta villa son sus ricos mosaicos. Si sentís curiosidad y queréis ampliar la información podéis ver el enlace El mosaico del Oecus.

Manos a la obra

Estas son las tareas a realizar dentro de esta sección, antes de abordar un enigma más.

Un menú muy romano

El vídeo De Agri Cultura nos cuenta aspectos sobre la agricultura en la Hispania romana utilizando una supuesta carta como hilo narrativo, lo cual lo hace muy atractivo. 

Carta
WerbeFabrik. Carta (CC0)

Ahora es vuestro turno.

La tarea a realizar consiste en redactar una carta a un imaginario amigo donde le contéis vuestro menú diario "romano", es decir, lo que coméis en cada una de las comidas del desayuno a la cena, a qué hora se realizan esas comidas y cualquier otro aspecto relacionado con la alimentación de un día cualquiera de vuestra "nueva" vida de romano.

Para ello os servirá de ayuda esta selección de enlaces sobre alimentación y vida cotidiana de la antigua Roma, aunque podéis utilizar cualquier otro enlace que os parezca interesante:

Si no tienes muy claro cómo debe ser una carta, puedes ver la infografía Partes de una carta.

Cuando lo tengáis terminado, deberéis compartirlo con vuestro profesor para que sea evaluado siguiendo la rúbrica "Creación de una carta".

Marciano y La Olmeda

La segunda actividad se basa en el juego de tablero que nos presenta el profesor Marcos Rebollo en su blog Eso es jugar, todo un especialista en estos temas.

El objetivo es descubrir las 30 incógnitas para que Marciano "gane" un viaje a Roma con su señor.

Juego Marciano y La Olmeda

Esta actividad consistirá en solucionar todas las incógnitas de forma colaborativa dentro del grupo. Os podéis repartir diferentes zonas del tablero para investigar. Tenéis que completar el formulario Marciano y la Olmeda para ver si son correctas las respuestas.

Para darle algo más de emoción, porque sabemos que os encanta competir, al finalizar indicaréis la puntuación a vuestro profesor. El grupo de la clase que más puntos haya obtenido será el vencedor.

Los siguientes enlaces os servirán de ayuda para resolver las incógnitas:

Disfrutad de la visita y haced posible el sueño del amigo Marciano.

Enigma

Los romanos ya se limpiaban los dientes, pero no como ahora. ¿Sabréis descifrar este mensaje codificado?

Tercer enigma

¿Necesitáis ayuda? Pista: Aquí tenéis el código secreto.

Código secreto

Ingrediente 3boton

Versión imprimible