Saltar la navegación

Los virus

Soy un virus (del latín virus, «toxina» o «veneno») y este es mi DNI:

Virus

No me consideran un auténtico ser vivo porque no puedo realizar ninguna función vital por mí mismo, aunque puedo reproducirme infectando una célula.

Estoy formado por una cubierta, la cápsida, que aloja en su interior el material hereditario.

Soy muy pequeño, solo me pueden observar con el microscopio electrónico. Para comparar tamaños, podemos utilizar la siguiente metáfora:
Si una persona fuera tan grande como Europa, un hongo unicelular sería como un campo de fútbol; una bacteria como un autocar, y un virus como un balón de fútbol.

Ahora en equipo: virus, bacterias y buen uso de los antibióticos

Actividad 1. Diferencias entre virus y bacterias

Vamos a dejar claras las diferencias existentes entre un virus y una bacteria, pues todavía hay mucha gente que los confunde. Para ello, veremos los siguientes vídeos:

¿Qué son los virus?

Diferencias entre virus y bacterias

Actividad 2. Decálogo del buen uso de los antibióticos

Fuera de una célula viva, los virus se muestran inertes, pero cuando aterrizan en una célula específica y la invaden, esta detiene su actividad normal y comienza a fabricar virus. Entonces hacen su aparición enfermedades como la gripe o el sida. También, a veces, las bacterias actúan como patógenos, es decir causantes de enfermedad, y por eso mucha gente los confunde. Pero son muy distintos, especialmente por su tamaño y por su forma de reproducción.

Los antibióticos solo son eficaces contra las bacterias, de manera que si cometemos el error de automedicarnos durante algún tiempo ante una infección que originalmente ha sido causada por un virus, éstos perderán su eficacia, de manera que cuando en realidad los necesitemos puede que no cumplan del todo con su objetivo, ya que las bacterias terminarán por hacerse resistentes a este tipo de medicamentos.

En caso de una afección causada por un virus el médico prescribirá un antiviral, que presenta efectos específicos contra los componentes de los virus, cuyas rutas no existen en las bacterias.

En equipo, vamos a elaborar un póster, en cartulina o digital, de un decálogo acerca del buen uso de los antibióticos. Nuestro trabajo será evaluado de acuerdo con la rúbrica del póster informativo.

El póster también debe incluir un eslogan que contribuya a la concienciación de la necesidad de tomar dichas medidas.

Los indicadores de evaluación que especifican los aprendizajes que debemos conseguir al finalizar esta actividad son:

  • Colaborar en el trabajo en grupo y realizar las tareas asignadas.
  • Planificar una distribución adecuada de los textos y los elementos gráficos
  • Revisar los textos de los compañeros y compañeras, y realizar sugerencias de mejora.

Dividiremos el trabajo en varias FASES:

Investigamos sobre el tema

La aparición de bacterias resistentes es un problema de salud pública que se debe combatir aplicando un uso racional de los antibióticos.

El motivo de por qué los antibióticos no son eficaces contra los virus es que estos medicamentos se dirigen a las membranas bacterianas que poseen características diferentes a las que presentan los virus, o bien a los procesos internos que permiten la vida a las bacterias, los cuales no existen en los virus.

También podemos buscar información haciendo uso de Google. Para usarlo eficazmente es aconsejable seguir una serie de pautas, que hemos recogido en el documento de apoyo Recomendaciones de búsqueda en Google. Será muy útil consultarlo antes de iniciar nuestras búsquedas.

Elaboramos el póster

Nuestros pósteres tendrán la siguiente estructura:

  • Titular o eslogan: es una frase breve e impactante que contiene el mensaje fundamental para llamar la atención del receptor, por eso tenemos que resaltarlo de todo lo demás. Podemos usar otro tipo de letra, un tamaño más grande u otros colores.
  • Texto: aporta la información principal y completa el mensaje transmitido en el eslogan. En este caso debe redactarse en forma de decálogo.
  • Imágenes: complementan al texto y ayudan a transmitir el mensaje que se desea. Podemos usar solo una grande o una serie de imágenes pequeñas, pero siempre tendrán que apreciarse claramente.
  • Fuentes de las que hemos obtenido la información.
  • Créditos: nombre del equipo, nombre de sus autores y curso.

El póster lo podemos hacer de una de estas dos formas: digital o manualmente.

- Digitalmente, haciendo uso de la herramienta online Genially o bien en un documento de Google Drive.

  • Cuando esté terminado, lo compartiremos con nuestro profesor o profesora por correo electrónico.

    - Manualmente, con cartulina y rotuladores.

    El póster combina imágenes y texto con la intención de transmitir un mensaje e influir en el receptor o receptores. Su forma, el material, los colores, el tipo de letra y la distribución de los elementos son muy importantes porque facilitan la lectura y ayudan a comprender el mensaje.

Lo guardaremos en nuestro portafolio analógico (archivador o carpeta tradicional).

Evaluamos y presentamos nuestro trabajo

Revisamos nuestros trabajos antes de presentarlos, de esta manera podemos: detectar algún error que se nos pasó por alto, reformular algo que no queda claro, o simplemente, cambiar el formato para que quede más bonito o llamativo.

Para revisar el póster podemos utilizar esta lista y evaluar los puntos más importantes (autoevaluación):

  • ¿El título es llamativo y claro?
  • ¿Las imágenes o vídeos ayudan a ilustrar la información del póster?
  • ¿La cantidad de imágenes y vídeos es adecuada? ¿Hay muy pocos o hay demasiados?
  • ¿Los textos están expresados de forma clara?
  • ¿Está toda la información importante?
  • ¿Queda clara la información que deseamos transmitir?
  • ¿El formato que hemos utilizado acompaña e invita a leer el póster?
  • ¿La organización espacial de los distintos elementos ayuda a la lectura del póster?

Una vez que hayamos revisado el póster, estaremos listos para presentarlo al resto de la clase ¡adelante!

  • Preparamos, en equipo, un pequeño guion sobre cómo presentaremos el póster, qué elementos queremos resaltar, qué nos ha sorprendido más y cómo pensamos que podemos contribuir a reducir el cambio climático.
  • Es momento de compartir los pósteres con toda la clase. Con ayuda de la pizarra digital, presentamos el póster a nuestros compañeros. Escucharemos con atención los comentarios de los otros equipos, y hacemos nosotros también comentarios que ayuden a mejorar los pósteres de los demás. Las críticas nos ayudan a mejorar ¡y a seguir aprendiendo!
  • Después de nuestra presentación, repartiremos el cuestionario de coevaluación del póster para que nuestros compañeros valoren nuestro trabajo. Es conveniente que lo tengamos en cuenta para su realización.
  • Para terminar, valoraremos las sugerencias que nos hayan hecho. Haremos los cambios que nos parezcan interesantes y, sobre todo, no olvidaremos agradecer a nuestros compañeros su ayuda.

Difundimos

Tras la creación de los pósteres definitivos, llegará el momento de darlos a conocer. Podemos hacerlo por diversos medios:

  • A través de Internet

    • Publicaremos una noticia en la página del centro que incluya el resumen de nuestro trabajo con fotos de los pósteres manuales y el enlace a los pósteres digitales para compartirlos con la comunidad educativa: padres, compañeros, profesores, etc. Ellos podrán dejarnos comentarios sobre nuestro trabajo.
    • Podremos hacer lo mismo en nuestro blog de aula.
    • Cada uno de nosotros podrá difundir esta información en sus espacios en la Red y entre sus contactos a través de Twitter, Facebook, Whatsapp...

  • Con presentaciones públicas

    • Acudiremos a otras clases del centro para presentar el contenido de nuestros pósteres y explicar el trabajo que hemos hecho. También podemos hacer una presentación a los profesores y profesoras del centro.
    • Oganizaremos una presentación para nuestros padres durante una hora de clase.
    • Podemos, todos en gran grupo, redactar aquellas diez normas que nos parecen que deben incluirse en el decálogo final de la clase. Cada equipo debe designar a un relator para que comparta sus hallazgos.

Es momento de recordar que todos los equipos debemos finalizar nuestro GLOSARIO, que será evaluado por el profesor con la rúbrica del glosario.

Diario de aprendizaje

  • En el Diario de aprendizaje de nuestro portafolio individual haremos una nueva entrada que tendrá por título Los virus.

  • La escribiremos en nuestro cuaderno de clase o en un documento de Google Drive, utilizando la plantilla Cuestionario de autoevaluación.

  • Será evaluado a lo largo del proceso y al finalizar, para lo cual el profesor o profesora utilizará la rúbrica del Diario.

En el botón "Redactamos la entrada" tenemos algunas orientaciones para ello.

Evaluación final

Hemos llegado al final del proceso y es el momento de que valoremos globalmente esta secuencia didáctica. Para ello:

  1. Hacemos una nueva entrada en el Diario de aprendizaje que titulamos Reflexión final en nuestro cuaderno de clase, o en un documento de Google Drive utilizando la plantilla Cuestionario de autoevaluación final. Recordaremos qué hemos hecho, cómo lo hemos hecho, cómo nos hemos sentido... Si consultamos las anotaciones realizadas en nuestro diario a lo largo de la secuencia, nos resultará más sencillo responder a las cuestiones:

    • ¿Qué he aprendido nuevo a lo largo de la secuencia? He aprendido a...
    • ¿Cómo he aprendido? He aprendido mejor cuando..., me cuesta menos aprender cuando..., etc.
    • ¿Qué actividad(es) me ha resultado más útiles para aprender? ¿Por qué?
    • ¿Qué actividad(es) me ha resultado más difíciles? ¿Por qué?
    • Las herramientas informáticas que más me han gustado son….
    • Me ha resultado difícil trabajar la herramienta...
    • Mi grado de implicación en las tarea creo que ha sido..
    • ¿Cómo me he relacionado? Ayudando a ... me he dado cuenta...  Con la ayuda de... he conseguido...
    • ¿Cómo me he sentido? Me he sentido bien cuando... pero no con... Lo que más me ha gustado es...
    • ¿Trabajar en grupo me ha ayudado a aprender? Sí o no, porque...

  2. Cumplimentamos el Cuestionario de autoevaluación del equipo y lo guardamos en el portafolio de equipo.

Diario de aprendizaje

Nuestro profesor o profesora ha valorado nuestro trabajo a lo largo de la secuencia didáctica. Ahora también valorará el funcionamiento del equipo y nuestro diario mediante: