logojuntaexblanco 210x30
Lectura Fácil

Lectura fácil: un modelo de diseño para todos

El acceso a la información, al conocimiento y a la cultura es un derecho de todas y todos los ciudadanos. La lectura es una de las herramientas universales que nos permiten ser más autónomos en la sociedad de la información, pero no siempre el texto escrito se ajusta a nuestras capacidades para comprender lo que leemos.

La lectura fácil pretende salvar esas barreras comprensivas, para que los servicios de nuestro entorno que tienen un soporte escrito sean utilizados por el mayor número posible de usuarios, es decir para favorecer la igualdad de oportunidades. ¿Cómo conseguimos que un artículo, una noticia, una web, un folleto, un documento, un libro, etc. tengan una fácil lectura? Te lo explicamos a continuación. 

Si quieres acceder a una versión en lectura fácil del presente artículo, te la facilitamos AQUÍ.

¿Qué es la lectura fácil?

Una forma de hacer más accesible cualquier texto escrito, ya sea en formato digital o analógico, mediante el uso de un lenguaje claro, directo y sencillo. Esa accesibilidad cognitiva se puede conseguir también con apoyos visuales y/o auditivos (imágenes, dibujos, pictogramas, audios, vídeos, etc.)

El propósito de la lectura fácil va más allá de facilitar el conocimiento de nuestro entorno, permite también el aprendizaje, el desarrollo del sentido crítico, el fomento de la creatividad y la imaginación... En definitiva, favorece la autonomía y la participación ciudadana de todos y todas.  

Además, está amparada por diferentes referencias legales sobre criterios y condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación respecto a la sociedad de la información, destacando en nuestra Comunidad Autónoma la Ley 11/2014, de 9 de diciembre, de Accesibilidad Universal de Extremadura (versión en Lectura Fácil).

Destinatarios

Siguiendo el principio del “diseño para todos”, la lectura fácil es un modelo accesible a cualquier usuario que tenga una capacidad mínima de lectura. Es una forma de respetar la diversidad humana y de favorecer la igualdad y la inclusión social.

Todos salimos beneficiados, especialmente las personas con dificultades de comprensión lectora, teniendo en cuenta que alrededor del 30% de la población tiene dificultades para comprender e interpretar textos. Por ejemplo:   

  • Personas con dificultades específicas de aprendizaje (dislexia, disortografía, retraso lector, etc.)
  • Personas que se están iniciando en el aprendizaje de la lecto-escritura.
  • Personas con diversidad funcional en el ámbito comunicativo-lingüístico.
  • Personas con poco interés por la lectura o experiencias previas negativas.
  • Personas con discapacidad intelectual.
  • Personas con poca formación cultural o analfabetos funcionales.
  • Personas extranjeras o con desconocimiento del idioma.
  • Personas mayores.

destinatarios lectura facil

Debemos tener presente que no todas las personas tenemos las mismas necesidades lectoras, por lo que no todos los textos en fácil lectura tendrán la misma efectividad en cualquier usuario. Como sabemos, otros factores condicionantes son: el referente o tema tratado, el tipo de texto, los intereses del destinatario, el contexto de uso, etc.

Tampoco debemos confundir este modo de escritura con el uso de un argot infantil ni prejuzgar que atenta contra la riqueza lingüística. De lo que se trata es de que el texto escrito pueda ser interpretado por el mayor número posible de lectores.

Pautas de redacción en lectura fácil

El proceso de elaboración de un texto en lectura fácil sigue los mismos pasos que cualquier otro texto: planificación, redacción y revisión. La diferencia viene dada por los criterios de legibilidad y de comprensividad del texto escrito, al objeto de resaltar la información más importante. Os facilitamos algunas de las pautas de redacción en lectura fácil:

1. Criterios de legibilidad:

  • Estructura ordenada y previsible, por ejemplo mediante un índice o guion.
  • Tipo de letra sin remates ni ornamentación: Arial, Helvética, Calibri, Tahoma...
  • Emplear dos tipos de letra como máximo en el mismo texto: para título y texto.
  • Tamaño grande de la letra: de 12/14 puntos en adelante.
  • Alto contraste de la letra sobre el fondo. Por ejemplo: negro-blanco, negro-amarillo.
  • Evitar efectos tipográficos como adornos, colores, sombras...
  • Entre 55-60 caracteres por línea como máximo.
  • Alinear el texto a la izquierda.
  • Márgenes generosos e interlineado amplio.
  • Incluir imágenes descriptivas alusivas al texto.

 2. Criterios de comprensividad:

  • Expresar las ideas del texto escrito de una manera concisa.
  • Explicitar todo lo que sea relevante y desechar la información superflua.
  • Redactar con una sintaxis sencilla, con frases cortas: transmitir una sola idea en cada frase.
  • Utilizar palabras y expresiones de uso frecuente.
  • Facilitar ejemplos para explicar las palabras difíciles o incluir un glosario de los tecnicismos empleados en el texto.
  • Primar el uso de la voz activa en lugar de la pasiva.
  • Evitar rodeos lingüísticos, frases formuladas en negativo y conceptos abstractos.
  • No utilizar metáforas ni comparaciones que puedan ser confusas.
  • Evitar el uso de abreviaturas y de caracteres especiales.
  • Evitar el uso de muchos números. Escribirlos con dígitos y no con letras.

Incluso podemos hablar de diferentes niveles de adaptación de un texto en lectura fácil:

  • Nivel 1: texto fácilmente comprensible, con un número elevado de elementos visuales que complementan el texto.
  • Nivel 2: nivel intermedio, con expresiones cotidianas.
  • Nivel 3: texto escrito con palabras más complejas y menos apoyos visuales.

Los siguientes documentos han servido de referencia para este artículo y recomendamos consultarlos paras ampliar la información alusiva a estas pautas:

Uso educativo de la lectura fácil

Como comunidad educativa, el contexto de uso de la lectura fácil que más nos interesa es el escolar. En la escuela encontramos una amplia diversidad de alumnado con respecto a su competencia lectora, donde la lectura fácil debería convertirse en una forma de atención a dicha diversidad.

Los principios de inclusión, no discriminación e individualización de la enseñanza requieren un trabajo continuo de adaptación por parte de los docentes. Algunas prácticas didácticas en lectura fácil pueden ser:

  • Seguimiento de instrucciones de una actividad escolar.
  • Adaptación de textos literarios propios de cada tramo de edad.
  • Adaptación de pruebas de evaluación como controles y exámenes escritos.
  • Diseño de un espacio web educativo, accesible en lectura fácil.
  • Diseño de noticias, carteles o folletos informativos del centro.

Entendemos que las prácticas anteriores suponen un sobreesfuerzo de trabajo para el profesorado, pero también podemos contar con nuestros alumnos y alumnas para esta misión. Te proponemos una actividad para los niveles educativos que ya han adquirido la lecto-escritura, independientemente del dominio que se tenga de la misma.

propuesta didactica lectura facil

Una actividad de este tipo permite que los alumnos pongan en marcha estrategias que favorecen su desarrollo competencial. ¿Por qué?

  1. Tienen que saber extraer la información más importante.
  2. Organizarla para que adopte una estructura coherente.
  3. Simplificar los datos que sean relevantes y hacerlos explícitos.
  4. Redactar la información siguiendo las pautas del diseño en lectura fácil.
  5. Complementar el texto escrito con apoyos visuales y/o auditivos.
  6. Realizar una maquetación accesible y comprensible del texto escrito.

Además este proceso requiere ser validado en diferentes ocasiones para asegurar la calidad del producto final, lo que supone retomarlo en sus diferentes fases y la coordinación entre los adaptadores del texto y los validadores. Estos últimos, evidentemente, tienen que ser personas con dificultades de comprensión lectora. La actividad anterior puede enmarcarse dentro de un proyecto de aprendizaje-servicio (ApS), aplicando las dinámicas propias del aprendizaje cooperativo y empleando las tecnologías para diseñar y maquetar los trabajos.

No queremos desmerecer con esta propuesta didáctica el trabajo que realizan los expertos en lectura fácil, con especial mención a los validadores, que suelen ser personas con discapacidad intelectual. En el ámbito nacional contamos con varias instituciones que se encargan de validar oficialmente los textos adaptados a lectura fácil, otorgando el distintivo europeo correspondiente. Por ejemplo: Adapta Plena Inclusión Madrid, Red de Lectura Fácil,  Altavoz Cooperativa, Grupo Amás y OACEX en Extremadura.

Distintivo europeo de lectura fácil

Herramientas TIC para la lectura fácil

En palabras de Óscar García, coordinador de proyectos de accesibilidad de Plena Inclusión Madrid, “no existe todavía una herramienta que automatice la adaptación de textos a lectura fácil. Las tecnologías de procesamiento de lenguaje humano han conseguido ciertos avances, pero todavía están pendientes cuestiones como, por una parte, la selección y reestructuración de la información según el tipo de lector y, por otra, cuestiones relacionadas con figuras lingüísticas, como sentidos figurados, metáforas, dobles sentidos o ironías. Existen herramientas que pueden facilitar el trabajo a los adaptadores, pero la participación humana en las adaptaciones a lectura fácil sigue siendo imprescindible”.

Os facilitamos algunas herramientas tecnológicas que marcan tendencia en accesibilidad cognitiva y que ayudan a simplificar la información:

  • Diccionario Fácil: servicio online donde se adaptan definiciones en lectura fácil conforme al glosario de términos y expresiones que tienen en su base de datos, base que se va ampliando progresivamente.
  • Wikipicto: una aplicación online que te permite buscar diferentes términos para conocer su representación mediante pictogramas, facilitando la comprensión.
  • Simplext: un proyecto liderado por Technosite, que pretende ser un sistema de simplificación textual del español, aunque aún se muestra en su versión demo. También existe una versión para el inglés.
  • Conversores de texto a voz: aplicaciones que permiten escuchar en audio la selección de un texto escrito en formato digital. Tenemos algunos ejemplos en los siguientes artículos: Lectores de pantalla y Herramientas gratuitas para convertir texto en voz.
  • Readspeaker: un complemento de accesibilidad web que te permite escuchar el contenido escrito que se expone en la Red.
  • Readability: recurso que permite simplificar la lectura de cualquier web, seleccionando solo la parte textual y dándole un formato similar a la de un documento de texto.
  • Orange Confort+: una solución que mejora la lectura de un sitio web para el confort de todos. Disponible para varios navegadores.
  • Pictotraductor: un traducor online de frases a pictogramas.
  • Araword: aplicación gratuita en forma de procesador de texto que permite escribir con pictogramas, en versión PC y Android.
  • Adapro: procesador de textos con una interfaz adaptada para personas con dificultades lectoras (por ejemplo dislexia) y fácilmente configurable.
  • Proyecto europeo “ICT for Information Accessibility in Learning”: ofrece en su web orientaciones de cómo hacer accesibles documentos textuales y/o multimedia.

 diccionario facil

Buenas prácticas en lectura fácil 

Cada vez son más los organismos, instituciones y servicios que se suman a la accesibilidad de la información en lectura fácil, destacando por parte de la Junta de Extremadura la creación en abril de 2017 de la Oficina Técnica de Accesibilidad Cognitiva y Lectura Fácil (OACEX).

Esta oficina es la primera de sus características en España, depende de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales y está gestionada por Plena Inclusión Extremadura. Diferentes medios de comunicación se hicieron eco de la noticia de su puesta en funcionamiento. Desde OACEX organizan programas de sensibilización y formación, adaptan textos para una fácil comprensión, realizan informes de evaluación de accesibilidad cognitiva a las entidades que lo soliciten, etc. En definitiva, nos hacen el mundo más fácil. Se trata de un servicio público y gratuito. Sus datos de contacto son los siguientes:

OACEX ha posibilitado que el presente artículo se pueda leer en lectura fácil, AQUÍ.

Otros referentes del marco extremeño que potencian prácticas en lectura fácil son: la Asociación “Lectura Fácil Extremadura” y “Extremadura vive la fácil Lectura”, entidades que ponen a nuestra disposición distintos recursos  y organizan actividades para potenciar este diseño, por ejemplo un club de fácil lectura. En el ámbito periodístico, en la versión digital del “Hoy” encontramos la sección “Hoy Solidario”, con noticias en lectura fácil.

Y a nivel nacional, no podemos dejar de mencionar las siguientes entidades: Asociación de Lectura Fácil, Dilo Fácil, Instituto de Lectura FácilPlena Inclusión, Ceapat y Discapnet. Desde la Asociación de Lectura Fácil nos confirman que España es el segundo país, por detrás de Suecia, con más libros publicados en lectura fácil: consulta el catálogo; y nos facilitan el mapa de clubs de lectura fácil que existen en nuestro país. En su web tienen un banco para compartir recursos y buenas prácticas: banco de recursos de lectura fácil.

En Octubre de 2017 se ha celebrado en Cáceres el I Congreso Estatal de Accesibilidad Cognitiva, que ha reunido a expertos nacionales e internacionales sobre el tema, presentándose diferentes experiencias admirables, muchas de ellas vinculadas a la lectura fácil. Algunas de estas experiencias son: 

  • Museos + sociales, museos + accesibles: un proyecto para conseguir que los museos sean más accesibles y den respuesta a las necesidades de todas las personas.
  • Revista "La Nuestra": la primera revista en lectura fácil, sin barreras cognitivas.
  • Finanzas Inclusivas: un recurso formativo que posibilita que las personas tengan mayor autonomía en las gestiones financieras relacionadas con la banca.
  • Teatro Accesible: un proyecto de varias asociaciones que quiere acercar el teatro a todas las personas, también a las que tienen discapacidad.
  • El amor es demasiado complicado: un libro de la colección “Cuéntamelo fácil” centrado en un tema de interés universal, el amor.

CongresoAccesibilidadCognitiva

Te mostramos más ejemplos representativos de textos en lectura fácil:  

El sector servicios tiene ya cientos de experiencias en lectura fácil: en el ámbito jurídico, sociolaboral, del turismo, del comercio, del ocio, de la prensa, de la salud, etc. La escuela no puede ser menos: ¿te sumas al movimiento de la fácil lectura?  

Yo también leo fácilQueremos expresar nuestro agradecimiento a todos aquellos organismos y personas que hacen una apuesta importante por la lectura fácil, y que han servido de consulta para este artículo. Del mismo modo, pedimos disculpas si hemos omitido información y/o instituciones que debieran haberse citado y no están referenciadas por desconocimiento de su existencia. Muchas gracias.

Si quieres leer este artículo en lectura fácil, pulsa AQUÍ.

Junta de Extremadura
Consejería de Educación y Empleo
Avda. de Valhondo, S.N,
III Milenio, Módulo 5
06800 Mérida
Aviso legal

emtic es el portal de innovación y tecnología de la educación de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura